foto_artistario02.jpg
ENRIQUE "MONO" VILLEGAS

Enrique VillegasToda su familia es sanjuanina, pero él nació en Charcas y Agüero, Buenos Aires, capital Federal, Argentina. Su padre era dentista, después se dedicó a las riñas de gallos. Su madre murió cuando apenas tenía seis meses. Su padre lo dejó con unas tías que no lo mimaban nada. Vio la luz el 3 de agosto de 1913 y a los siete años agarró el piano y no lo largó. Será el destino, como dice Federico Peralta Ramos: "Serás lo que te toque ser y déjate de joder".

Estudiaba en el Conservatorio Williams, en la calle Suipacha. Enfrente estaba la casa de música Gurina y en la esquina la Confitería del Gas. En lo de Gurina se leyó toda la música escrita para piano. Tenía una facilidad bárbara para leer música a primera vista.

En 1932 estrenó el Concierto para piano y orquesta de Ravel, en el teatro Odeón de buenos Aires. Lo había leído en la casa Gurina; tenía 19 años.

1932 Estrenó de la versión original de la "Rhapsody in ble" de George Gershwin, en el Consejo Nacional de mujeres.
1941 Estrenó de mi "Jazzeta", primer movimiento, con Carlos García de solista y los mejores músicos de jazz de entonces.
1942 Dirigió el concierto Ideal de Jazz en Radio Belgrano, estrenando mi "Three O´Clock jump".
1943 Formó el original Santa Anita Sextet, para inaugurar la boite La Cigale.
1944 Formó el combo Los Punteros con Salazar (trompeta); Bebe Eguía (saxo tenor); Jaime Rodríguez anido (guitarra); Nene Nicolini (contrabajo) y Pibe Poggi (batería).
1949 Ingresó como pianista del dúo Martínez-Ledesma en reemplazo de Horacio Salgan. Aprendió a tocar música criolla.
1950 Dió un recital de piano en el Teatro Odeón, tocando música criolla en la primera parte; Brahms, Suman; Ravel y Bartok en la segunda, y temas de jazz en la tercera parte.
1953 Escribió la música para "Un tranvía llamado deseo" de Tennesse Williams, que se estrenó en el Teatro Casino por la compañía de Mecha Ortiz. Grabó para discos Music Hall, música criolla con guitarra y bombo (zambas, chacareras).
Se ganó la copa Mundo Radial como solista favorito del Bob Club, del cual fue socio fundador.
1955 Se fue a New York; grabó para Columbia Records con Milt Hilton en bajo y Cozy Cole en batería.
1958 Tocó por primera vez jazz durante el Festival Casals en la Universidad de Río Piedras, Puerto Rico.
1963 Fue a Europa y tocó en Alemania, Francia y España.
1967 Luego de su viaje a New York, París y Roma, volvió a Buenos Aires y dio varios conciertos y recitales.
1970 Vivió en Estados Unidos.
1971 Conciertos y volvió a interpretar "Rhapsody in blue" en el Teatro Colón, esta vez en la istrumentación de Ferde Grafe con la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires, con la dirección de Pedro Ignacio Calderón.
1973 En el Teatro Municipal General San Martín, grabó el disco de sus 60 años y dio conciertos en el interior.
1974 Volvió a tocar la "Rhapsody in blue", ante 20.000 espectadores, en el club Vélez Sarsfield.
1975 Tocó en solo de piano, un repertorio de jazz en el Teatro Colón.
Así continuó durante una década más, siempre fiel a sí mismo, reafirmando el valor del "sonido de las sorpresas"; creando sin prostituirse.

Contra lo que muchos suponen, su vida fue austera y ordenada, al extremo de llevar un diario personal donde anotaba sus movimientos hora por hora y manteniendo una contabilidad propia de ingresos y egresos, donde resaltaba su condición de cinéfilo empedernido.

En 1985 recibió justo homenaje en el Centro Cultural San Martín, donde disfrutó de la visita de muchos amigos músicos, con los que por supuesto compartió una jam session. Esa noche, para despedirse, no tocó un tema de Coltrane tal cual era su costumbre, sino que lo hizo con un patético "Adiós Muchachos".

Aunque muchos aún no lo crean y esperan encontrarlo a la vuelta de cualquier esquina o en alguna reunión jazzística, Villegas murió en Buenos Aires, el 10 de julio de 1986.
Discos Melopea ha publicado 4 Volumenes de sus grabaciones inéditas, como asi tambien un album compartido junto al trompetista Roberto  Fats Fernández  cuando el Centenario de George Gershwing  y el original album “Talk & Play”,  donde el Mono desarrolla su hilaridad hablando con el público.