asterisco.jpg

Aníbal Troilo, según dos músicos argentinos

Los 100 años de una patria musical Gustavo Beytelmann y Litto Nebbia opinan sobre la obra de Pichuco.

El arte de la conversación (Gustavo Beytelmann)

Desde sus primeras formaciones, Troilo persiguió la idea de una sección rítmica ágil, incisiva y melódica, agregando una línea que canta como las otras secciones de la orquesta.

Troilo abrió otras posibilidades al edificio sonoro, a la relación de las diferentes secciones entre sí, enriqueciendo la densidad y aportando transparencia.

La búsqueda esencial de los arreglos y la interpretación orquestal estuvo centrada en el sonido, en el carácter y no en la elaboración temática. El compositor no le va en zaga al director bandoneonista.

No creo que para Troilo las ideas de progreso, cambio o revolución hayan tenido sentido alguno en su vida artística. Compartió el bagaje técnico que estaba a disposición del mundo tanguero de su tiempo.

Su estatura radica en su peculiar oído, tan refinado y exigente, en su gran intuición poética, en su implacable sentido melódico, en el sentido de la forma y de las proporciones y en su fidelidad indefectible al arte de la conversación en la música.

Alma, estilo y calidad (Litto Nebbia)

En 1967, con Los Gatos grabábamos para la vieja RCA. Algunas veces, al ir a la compañía para reunirnos con el Director del Departamento de Música Joven, veíamos a Troilo y a Goyeneche en el Departamento de Tango. Nada de saludarse. Por entonces la diferencia generacional era alevosa. Nosotros eramos los loquitos del pelo largo, y el resto, los viejos tangueros.

Adorábamos esa Orquesta y la figura de Pichuco, pero aún no había llegado el momento en el que los músicos comenzaran a relacionarse sin diferencias de género ni de generación. Ya por entonces quería mucho al Troilo compositor. Me daba cuenta de que su carisma y nobleza personal opacaban su faceta de Gran Compositor.

Algo parecido a lo de Gardel. Dicen que “cada día canta mejor”, pero si revisamos esa docena de canciones con Le Pera, también deberíamos decir que Troilo “cada día compone mejor”. Garúa, La última curda o María forman parte del repertorio clásico. También Garras, Sur, Desencuentro o Romance de Barrio. Además, estas piezas siempre tuvieron un casamiento sensible con los letristas de esa época de oro: Enrique Cadícamo, Manzi, Cátulo Castillo, Contursi, entre otros.

El buen gusto y la finura melódica de Troilo componiendo una canción van de la mano con su tarea de director de orquesta. Por eso, la suya siempre suena tan original, con acentos fuertes de expresión cuando hacen falta, y también ternura en sus matices.

Dueño de una expresividad emocionante, llegaba al corazón con un fraseo inconfundible y pocas notas. Creo que es lo que pretendió con su orquesta, sus solistas y sus cantores: alma, estilo y calidad.

En 1992 compuse una canción donde hacía de algún modo un paralelismo sentimental entre la figura de Troilo y mi padre. Tuve la suerte que la cantara el propio Tito Reyes. Gloria entonces al eterno Pichuco.

 

Canción para Pichuco (Canción para mi viejo)

Letra & música: Litto Nebbia (1992)

Álbum Tito Reyes Vuelve el Tango (1996)

Melopea Discos

La calle está vacía

Le falta tu presencia.

La monada del barrio

Se apena con tu ausencia.

La novia del gallego

De tanto andar yirando

Se hizo dueña de “El Cielo”

Que es el Hotel más viejo.

No ves que siento frio por volver

Será que siento miedo de crecer

La vida está conmigo

No tengo que asustarme.

Yo sólo te cuento

Cómo está el lugar...

La cosa está embromada

Ya no hay quien “meta y ponga”

La “monada” del barrio

Se duerme acobardada.

Por un gramo de coca

Lo mataron a Ulises

Y estoy casi seguro

Que ya no se fajaba

Pero si vos volvieras

que ilusión…

Sería como poner a prueba el Corazón

Igual ya nada cambiaría

Pero para la gente

La Historia sería diferente…

La barra de la esquina

Se perdió en la memoria.

Sólo queda algún cuento

Pisando la vereda.

Pero el recuerdo te amenaza con volver

Mezcla de frustración con aire de Gardel

La Vida está  presente

No tenés que amargarte

Yo solo te cuento cómo está el lugar…..

 

Fuente: Clarin Extra Show 10/7/2014