foto_artistas03.jpg

Se presentó la reedición de Los Gatos Salvajes

El Instituto Nacional de la Música (INAMU) presentó junto a Litto Nebbia la reedición remasterizada del único disco de Los Gatos Salvajes. El histórico músico, pionero del rock nacional, remarcó que "esta reedición es una gran satisfacción, es en vinilo y tiene como novedad dos temas inéditos que se recuperaron de las cintas master. Recuerdo haber grabado cuatro canciones que nunca más salieron, y con la recuperación del catálogo de Music Hall se encontraron dos, que están una de cada lado del disco como bonus track".

Diego Boris, presidente del INAMU, dijo que, en relación a la recuperación del catálogo, "es muy importante que sean los mismos intérpretes los que tengan la posibilidad de administrar sus fonogramas para que los discos no queden rehenes de malas decisiones, impidiendo que la sociedad acceda a tan importante patrimonio cultural". Para el músico y director del Instituto, son los propios artistas los que tienen que tener la oportunidad de reeditar las obras cuando han sido descatalogadas por alguna compañía discográfica.

Celsa Mel Gowland, vicepresidente del INAMU, comentó el proceso de digitalización que se está realizando sobre las cintas que pudieron recuperarse, poniendo en valor el sonido de las grabaciones, a través del trabajo que está realizando Gustavo Gauvry en el Instituto.

Este disco, gérmen del denominado rock nacional, fue grabado a comienzos de 1965. Litto Nebbia, con tan solo 14 años en aquel momento, comentó que si bien la agrupación realizaba algunas canciones en inglés, el resto de los temas eran propios y en castellano. A su vez, recordó haberle puesto su propia letra a temas extranjeros, iniciando una práctica nueva para la época.

Finalizando la charla con la prensa, Nebbia comentó que desde hace 4 años comenzó una demanda contra la editorial de música Warner Chapell para rescatar 180 músicas compuestas por él (las restantes 1200 canciones están bajo su licencia). El músico explicó que presentó ante la justicia un gran número de pruebas certificadas de los impedimentos que tiene para administrar sus propias canciones. Sin embardo, en diciembre del año pasado, se dicto sentencia en la causa que lleva el músico, sin reconocer ninguna de las pruebas.