foto_artistario01.jpg
FRANCISCO CANARO

Con más de cincuenta años al frente de sus agrupaciones -desde 1906 a 1964- fue uno de los directores de más larga campaña profesional en el tango. Hombre de la generación de 1910, alternó en ésta con figuras de otras orientaciones musicales y espirituales, como Delfino, Gardel, Contursi, Roccatagliata, Fresedo y Arolas. Contribuyó en plano inmediato al de Roberto Firpo, a la consolidación estructural de la Orquesta Típica de la que fue - en temperamento muy semejante al de José J. Podestá, éste en la escena nacional - el primer director-empresario.

Su gran instinto para la captación de las inclinaciones populares y su intuición del espectáculo, le permitieron convertir aquel fervor tanguero de la época de su advenimiento en el cimiento de temporadas musicales orgánicas, perfectamente planeadas, sobre la base de las cuales se articuló paulatinamente toda la fisonomía empresarial del tango solistas como Luis Ricardi, Cayetano Puglisi, Minotto Di Cico y Federico Scorticati

Nació en la ciudad de San José, R.O. del Uruguay, el 26 de noviembre de 1888, aunque desde fines del siglo vivió con su familia en la Argentina.
Autodidacta del violín, se inició en 1906 en un baile del pueblito de Ranchos en la provincia de buenos Aires, juntamente con Martín Arrevillaga (mandolín) y Rodolfo Duclós (guitarra). Con un elemental aprendizaje de los fundamentos musicales y la composición de sus primeros tangos -La barra fuerte, La flor del pago, Vamos a ver -comenzó su carrera profesional como ejecutante de los pequeños conjuntos que empujaron el auge de los cafés boquenses anteriores al Centenario.

Discos Melopea ha registrado de la Obra de don Francisco Canaro, 3 albumes por el Quinteto Francisco Canaro, dirigido por el violinista Antonio Dálessandro y con la participación del bandoneonista original de la Orquesta, Fredy Scorticatti.

También en un CD especial , se ha incluido el rescate de algunos tracks cantados por Eduardo Adrián, quien fuera uno de los vocalistas de la Orquesta.
Otro Documento de nuestro tango, es el album con la grabación en Vivo de la Orquesta de Juan Canaro, su hermano. Se trata  de la primera vez que el Tango viajó a Japón, circa´1954.
Aquí se puede oir la voz de Maria de la Fuente y un joven pianista, Osvaldo Tarantino.